En CapProblema diferenciamos dos tipos de mantenimientos: el que debe hacer
un taller profesional,que requiere el uso de herramientas especiales y conocimientos
profundos de mecánica (mantenimiento profesional) y el que puedes hacer en
tu casa (mantenimiento personal).  Aconsejamos seguir las siguientes pautas para
que tu Brompton esté siempre al máximo nivel de prestaciones y seguridad.

Mantenimiento profesional:

Primera revisión: Recomendamos hacerla después de las primeras 20-30 horas de uso.
Es muy importante ya que en los primeros kilómetros los componentes se acomodan
entre ellos y producen pequeñas holguras y desajustes. Sino se hace la primera revisión,
la longevidad de los componentes puede verse seriamente afectada. (Está incluida en
la compra de la bicicleta).
Revisión general: Recomendamos hacerla después de cada 200 horas de uso o un año
(lo que llegue antes). En esta revisión dejamos la bici como cuando era nueva (limpieza,
engrasado y ajustes). Si se hace con esta periodicidad no dejaremos que se estropeen componentes
que podrían durar muchos años. De esta forma no deberían aparecer problemas
más graves que conllevarían reparaciones más costosas. (En función del uso se debería
hacer 1 o 2 veces al año).

Mantenimiento personal:

– Revisión seguridad: Recomendamos hacerlo cada 2 o 3 semanas (máximo): Inflar a 6-7 bares de presión los neumáticos y engrasar la cadena con un aceite seco, rico en teflón o silicona. (Si utilizas tu Brompton por caminos puedes bajar la presión hasta 4 bares).

– Limpieza: Entre semanalmente y mensualmente, depende del uso y de si se utiliza la bicicleta bajo la lluvia. Se puede hacer coincidir con la revisión de seguridad.
Lo primero que tenéis que saber es que el buje trasero y la dirección no son estancos y lo segundo es que las bisagras y el buje delantero aunque se pueden mojar no son amigos del agua. La realidad es que a muy pocas bicicletas les sienta bien el agua (solo las bicis de montaña de gama más alta tienen todos los componentes estancos). Y por supuesto a ninguna le sienta bien el agua a presión, hay gente que utiliza esta técnica por falta de tiempo y por comodidad, pero está demostrado que se aceleran los desgastes y en ocasiones directamente se estropean algunos componentes.
Sin ninguna duda recomendamos la limpieza en seco aunque en ocasiones si la suciedad se ha incrustado por el paso del tiempo, se puede utilizar una esponja con agua y jabón con PH neutro (los lavaplatos son estupendos para esa función).
Trapo de algodón, brocha de pintor y manos a la obra, con el trapo frotamos en las superficies a las que accedemos, si son tubos finos podemos hacer algo parecido a cuando pulimos metales estirando de una punta y luego de la otra. Con la brocha accedemos a los lugares que no accedemos con el trapo (huecos del cuadro, bujes etc.). Si lo hacéis así y le dedicáis de media 15 minutos veréis el resultado, es brutal. Lo importante es no dejar que la suciedad se incruste.
Respecto a la cadena recomendamos engrasarla de media cada 2 semanas (depende mucho del uso) y limpiarla una vez al año, esta bien hacerlo coincidir con la revisión de 200 h o el año puesto que así ya no te tienes que liar tanto, le puedes pedir al mecánico que hace la revisión que la limpie (en CapProblema forma parte del procedimiento de revisión general.

 

Como Solicitar un mantenimiento?

– Puedes solicitar uno de los dos mantenimientos profesionales, accediendo a tu
espacio personal en la web de Cap Problema siguiendo los pasos indicados. Para realizar
cualquier otra reparación o montaje de accesorios puedes venir directamente a la tienda
dentro de nuestro horario de atención al público y lo haremos en el menor tiempo posible.